En un smartphone pueden detectar que están escribiendo

Comparte en ...

Con solo un smartphone o teléfono inteligente, los piratas informáticos pueden escuchar lo que se escribe con una precisión notable y acceder a su información personal.

Según investigadores de la Southern Methodist University (SMU), con sede en Dallas, es posible acceder a su información de una manera más sutil: utilizando un teléfono inteligente cercano para interceptar el sonido de su escritura.

El equipo del Instituto de Ciberseguridad Darwin Deason de SMU descubrió que las señales acústicas, u ondas de sonido, que se producen cuando escribimos en el teclado de una computadora pueden ser captadas con éxito por un teléfono inteligente.

Los sonidos interceptados por el teléfono se pueden procesar, lo que permite a un pirata informático experto descifrar qué teclas se presionaron y qué estaban escribiendo.

Los investigadores pudieron decodificar gran parte de lo que se estaba escribiendo utilizando teclados y smartphone comunes, incluso en una sala de conferencias ruidosa llena de los sonidos de otras personas que escribían y tenían conversaciones.

«Pudimos captar lo que la gente está escribiendo con una tasa de precisión de palabras del 41%. Y podemos extender eso, por encima del 41%, si miramos, digamos, las 10 palabras principales de lo que pensamos que podrían ser «, dijo Eric C. Larson, profesor asistente en el Departamento de Ciencias de la Computación de SMU Lyle School.

Puede tomar solo un par de segundos obtener información sobre lo que está escribiendo, señaló el autor principal Mitch Thornton, profesor de ingeniería eléctrica e informática, en un artículo publicado en la revista Interactive, Mobile, Wearable and Ubiquitous Technologies.

«Según lo que encontramos, creo que los fabricantes de teléfonos inteligentes tendrán que volver a la mesa de dibujo y asegurarse de que están mejorando la privacidad con la que las personas tienen acceso a estos sensores en un teléfono inteligente», señaló Larson.

Hay muchos tipos de sensores en los smartphone o teléfonos inteligentes que hacen que el teléfono sepa su orientación y detecte cuando está sentado en una mesa o cuando alguien lo lleva en el bolsillo.

«Algunos sensores requieren que el usuario dé permiso para encenderlos, pero muchos de ellos siempre están encendidos», explicó Thornton.

«Usamos sensores que siempre están encendidos, así que todo lo que tuvimos que hacer fue desarrollar una nueva aplicación que procesara la salida del sensor para predecir la tecla que presionó un mecanógrafo».

Sin embargo, hay algunas advertencias.

«Un atacante necesitaría saber el tipo de material de la tabla», dijo Larson, porque diferentes tablas crean diferentes ondas sonoras cuando se escribe. Por ejemplo, una mesa de madera como la que se usa en este estudio suena diferente a alguien que escribe sobre una mesa de metal.

Comparte en ...